HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

martes, 23 de septiembre de 2014

¡Bye bye baby! Que tus rayitas de cebra sigan brillando

Escrito por: Karina Guzman

Y aquí estamos querido lector, escribiendo la última actualización de lo que puede ser descrito como un dichoso nacimiento. Por favor permíteme compartir contigo esta travesía de nueve meses con el rayado bebé que estoy a punto de dejar.

Empezó como una mezcla de alegría, estrés y ansiedad y continuó como trabajo duro al extremo, a veces parecía que el día no tenía suficientes horas. Y justo  como un bebé este proyecto cebra me mantuvo despierta por muchas, muchas noches. Pensé que este día nunca vendría pero sin siquiera dejarme recuperar el aliento ya llegó.

La familia que fue creada para mantener esta iniciativa tiene 70 miembros y sigue creciendo. Sin embargo primero déjenme hablar de nuestras más recientes adiciones: Alastair ‘Ali’ Carr and Sean ‘Edward Norton’ Fleming, dos nombres que serán por siempre recordados. Nuestro equipo también contaba con Luz y Mino nuestros súper famosos cooperantes, y yo, Karina, como la coordinadora del grupo. Toda nuestra familia ha demostrado una voluntad excepcional de ayudar a nuestro bebé a crecer y todos hemos contribuido a su desarrollo.

Paso a paso, nuestro bebé ha comenzado a tomar forma y estaba desesperado de gritar a todo pulmón su mensaje “Siente La Paz”. Para aumentar su voz, hemos creado muchas herramientas y juguetes para él. Empezamos a visitar escuelas públicas con nuestros hermanos cebras y encantamos a 637 niñas y niños, mostrándoles como reconocer y prevenir el ruido alentándolos a difundir el mensaje. 
Entonces, en vez de una sonajera le hicimos una ‘caja’. Dentro de la caja el ruido de afuera no podía ser oído y el cielo se proyectaba dentro, así que la gente que entraba en ella quedaba envuelta en calma y apreciaba el silencio. Más de 2,500 personas compartieron la magia de la caja con nosotros y la Tele nacional vino a  entrevistarnos dos veces. Cuando al bebé le dieron ganas de dibujar, agarramos un punto céntrico de La Paz e hicimos un gran mural para recordarles a los paceños y paceñas que evitaran la bocina con un magnifico diseño cebra que permanecerá por generaciones.

Lo que el bebé disfrutaba más era ver las sonrisas y disfrutar la compañía de sus hermanos y hermanas cebras con quienes pasaba mucho tiempo compartiendo historias y conocimiento; los cuentos para ir a dormir iban desde salud auditiva, derechos humanos hasta rap e intercambio cultural. Este bebé ahora quiere hacer a sus hermanos y hermanos muy orgullosos.

Y aquí estamos después de 9 meses, 6 encantadores británicos, 3 entrañables cooperantes, 52 cebritas educadores urbanos y más de 5,000 personas alcanzadas ¡Has madurado! Y que hermoso eres.

Ahora es hora de expresar infinita gratitud a la familia: nuestro brillante e inspirador socio, todas las Cebras de La Paz, realmente han cambiado La Paz y siguen cambiándola para lo mejor. George, Beno, Gio, Joey, Ali, Sean, Mino, Luz y Majo. Su sudor y energía, conocimiento y gran corazón será siempre atesorado ¡Buen trabajo! Misión cumplida, podemos estar orgullosos de nuestro niño, han hecho una labor fantástica y han dejado una huella que estará grabada por siempre en la memoria acústica de la hoyada de La Paz.

Le deseamos lo mejor a nuestro niño. Me voy, segura de que ahora aprenderá a cantar ya correr como nunca antes. Siempre estaremos contigo en espíritu y tú siempre estarás presente como un conjunto de rayas en nuestra alma ¡Gracias!


Luz Lanza escribe:


Estos últimos tres meses el equipo Ciudadanos del Mundo hemos vivido una experiencia aventurera, pues nos subimos al tren de la felicidad e imaginación y compartimos distintas actividades con nuestro grupo de Cebritas. Fue y es un mar de sentimientos, pues nuestros voluntarios Sean y Ali fueron la chispa Cebra que siempre es bienvenida en el equipo, nuestras Cebritas siendo tan jóvenes nos contagiaron todo su espíritu y alegría y por otro lado Kari que nos deja un hueco en el corazón, pues la vida decidió que nuestros caminos se separen y ella cierra este ciclo, pero estoy segura que jamás lo dejará.

Hemos tenido talleres muy divertidos y enriquecedores, como el de contaminación acústica y salud auditiva que tuvo como objetivo enseñar a nuestras Cebras la importancia de conocer los cuidados a nuestros oídos y por supuesto poder compartir los conocimientos acerca de contaminación acústica. También tuvimos un taller bastante interesante sobre autoestima y rap con Mino, donde todos sacamos nuestro lado artístico y juntos hicimos un rap que se llevo una parte de nosotros; nuestro taller de Derechos Humanos y Desarrollo Internacional fue sobre todo una exploración en los conocimientos y valores que tienen nuestras Cebritas, pues nos hablaron sobre ideales y compartieron utopías que todos como gente joven estoy segura que las compartimos, nuestro Intercambio Cultural fue todo un reto para nosotros, pues las Cebritas hicieron una representación de la tradición de Todos Santos que fue espectacular y nos brindaron un momento muy lindo, Ali y Sean también brindaron un buen momento sobre la cultura británica y nos contaron de las grandes cantidades de té que se toman en el Reino Unido, pasamos momentos muy memorables para todos.
En el camino de esta gran aventura que vivimos construimos una caja de aislamiento acústico, que fue un trabajo arduo pero emocionante, pues lo hicimos realidad al situarla en San Francisco e invitar a la gente de alrededor a vivir la experiencia de sentir paz en medio de un mar de ruido y contaminación en nuestra querida ciudad, mientras más personas se acercaban más emocionados nos sentíamos de nuestro proyecto ya que nuestra meta es causar impacto en la gente y que compartan la experiencia de sentir una “La Paz sin Ruido”.

Terminando este reto que fue La Caja, tuvimos también la oportunidad de embellecer una pared de una de las avenidas más vistosas de la ciudad, la Avenida Arce; pintamos un mural junto con las Cebras y gente de la DCC, fueron dos días de trabajo intenso pero el producto fue una pared con un mensaje que encantó a todo aquél que paso por este lugar, pues es una forma de evitar que nuestras paredes estén cubiertas de papel y en su lugar tengan una imagen que emane energía, felicidad y de paso un mensaje de paz y silencio para nuestra La Paz.

Terminando este cohort se va una parte esencial de nuestro equipo y es muy difícil poder encontrar las palabras y la manera de decir adiós, pues Kari, en lo personal me llenó de inspiración y fortaleza para unir fuerzas y luchar por algo en lo que uno cree, fueron seis meses de trabajo, aventura y aprendizaje junto a ella; siempre con una sonrisa ante todo y siendo un ente lleno de conocimiento y ganas de seguir sea cual sea el obstáculo que en frente se ponía. Sé que no es un adiós, pero una despedida llena de agradecimiento y mucho amor hacía nuestra querida Team Leader, solo me queda decir muchas gracias por pintar en mi corazón las líneas Cebras de la misma manera que tu las has pintado en tu corazón, te llevas una gran parte del equipo Cebra, pero con todo lo que dejaste se que podremos seguir con la misma fuerza y predisposición que tu nos diste siempre. Ahora estamos esperando por nuestros nuevos voluntarios, nuestra nueva Team Leader Euge, bienvenida al equipo...y vamos por más. 
Milton 'Mino' Muñoz escribe:


En los nueve meses que llevo trabajando en el Servicio Internacional Británico, tuve muchas experiencias lindas y también diferentes, en el proceso también tuve muchos aprendizajes, que en el ámbito profesional doy las gracias a mi “team leader” Karina Guzmán: como el nombre lo dice; es la líder del equipo. Ella supo demostrar el buen liderazgo, sin imposiciones ni actitudes autoritarias, supo respetar la opinión de los integrantes del equipo en los distintos cohorts, supo valorar las aptitudes de cada cooperante y trabajador, lo cual demostró la efectividad de lograr objetivos  y resultados positivos para el proyecto a través de la planificación, resultados que no solamente valoraron los voluntarios del equipo sino también de otros proyectos.  En el campo personal, Karina fue un apoyo en momentos difíciles para mí. Solo me queda decir que la quiero mucho y voy a extrañar trabajar con ella, sin embargo nos veremos en las calles de La Paz.  





No hay comentarios.:

Publicar un comentario