HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

martes, 29 de julio de 2014

Viajar “Cebreando” - Mino del equipo cebra

Esta historia comienza, hace más de 37 años, por un viaje en busca de aprendizajes, experiencias, trabajo, locuras, problemas, soluciones, alegrías, fortalecimiento, desarrollo personal social e internacional y especialmente realizar sueños.

En esta oportunidad, yo Milton Muñoz, como su piloto locutor, los llevaré, a través de la escritura, por el viaje: La “Nave” encargada de llevarnos a nuestro destino se podría denominar como “Servicio Internacional Británico”.

Los viajeros se encuentran repartidos en diversas áreas específicas, también llamadas “proyectos”, de forma homogénea, es decir ningún “proyecto” ni viajero está por encima ni debajo del otro. Los “Proyectos” se basan en, educación, salud, información, apoyo, logística, recepción, fortalecimiento, comunicación y desarrollo. 

Muchos son los viajeros también llamados “voluntarios”, algunos viajaron por 6 meses, otros viajaron por 1 año, otros por 4 años, muchos por 3 meses y muchos otros viajarán de nuevo por otros tiempos. Lindas personas dentro de la “Nave” con objetivos comunes: promocionar, aprender, luchar, implementar los derechos humanos al reducir la pobreza y lo más importante: “Cambiar el mundo”.

También existen otros viajeros denominados “socios” que viajan a su manera, ellos reciben a los viajeros en sus tierras y áreas de proyecto. Intercambian conocimientos, habilidades, lengua, risas, lágrimas y especialmente cultura.      

Yo, mi “líder guía laboral” Karina y mi compañera de trabajo cooperante Luz, nos encontrábamos esperando, en una silla de esperanza y emoción, a un par de nuevos viajeros, que llegarían el 7 de Julio.
Ya habíamos realizado varias actividades y mucho progreso, en Enero, con antiguos viajeros especiales para mí, Ben y George, iniciando con una investigación muy profesional sobre la contaminación acústica que quiere decir el daño que puede producir el ruido en la salud, especialmente a los oídos de la gente, continuamos con un par de entrenamientos físico donde pudimos conocer a los viajeros socios que tenían la piel muy rayada de colores blanco y negro y con un gran corazón que emana alegría. Ellos se bajaron de la nave en Marzo y emprendieron un nuevo viaje de redescubrimiento y profundización de las ideas.

La segunda etapa de los viajeros, Gio y Joey, en Abril, fue una experiencia diferente e inolvidable, ellos eran dos “soldados” de acción, con los que decidimos producir un módulo de educación con actividades divertidas para los niños y niñas de 6 a 12 años que con sonrisas nos alegraron la vida, además de brindar muchos abrazos con los viajeros socios de piel rayada y gran corazón. Ellos emprendieron otro viaje en Marzo, dejando la “nave”, con una nueva visión sobre la vida y con objetivos de crecimiento personal para la sociedad.

En esta etapa, llegaron los tan esperando viajeros del tercer encuentro, con muchas ganas de aprender y nuevos retos. A ellos se les asigno un lugar diferente para vivir, es decir que ellos tendrían que asumir la linda oportunidad de convivir con los viajeros nacionales de las tierras, nuevas madres padres y hermanas.

Yo me encontraba junto a los viajeros socios rayados también llamados Cebras, esperando a los nuevos viajeros llamados ‘Ali’ y Sean. Con ellos, en el viaje, haremos muchas actividades, entre ellas están la creación de una caja “mágica” para eliminar el ruido y la contaminación acústica del ambiente en La Paz, logrando “sentir La Paz sin ruido”.


Seguiremos aprendiendo y viajando a lo largo de nuestros sueños y esperanzas en nuestra “nave” internacional. 

Escrito por: Milton Muñoz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario