HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

martes, 3 de junio de 2014

Los Lustrabotas un ejemplo de ¡lucha en la vida! - por Laura de Focapaci

Los Lustrabotas un ejemplo de ¡lucha en la vida!
Las calles de La Paz están caracterizadas por una mezcla de personas, sean éstas jóvenes, aparapitas, caseritas, personas mayores y muchas más. Entre la imagen de La Paz están los lustrabotas. Es difícil caminar por las calles de La Paz y no ver a los lustrabotas. A primera vista aparentan ser hombres avergonzados de su trabajo por la manera en que se cubren la cara con un pasamontañas.  Se les ven sentados en la calle con sus cajas, vestidos de azul y preguntándole a la gente paseando por las calles si quieren que les limpien los zapatos. 

Sin embargo después de haber pasado un mes y medio en La Paz y sobre todo después de haber hablado con un par de lustrabotas, he tenido la fortuna de aprender sobre su comunidad tan increíble. Ahora veo que ser un lustrabotas significa ser parte de una comunidad paceña donde se apoyan entre ellos. Veo que el carácter de los lustrabotas es el de un luchador de la vida, aquí les cuento porque…

El viernes pasado como parte de nuestro ‘Action Friday’ tuvimos un tour con los lustrabotas. Es un tour conocido en La Paz porque el dinero va directamente a los lustrabotas y también porque te llevan por las partes más desconocidas de La Paz, por ejemplo como a la zona del cementerio general y al mercado de pescados. 

Al empezar hablar con el lustrabotas de nombre Ramiro que guiaba mi tour, me contaba que la vida de un lustrabotas no es fácil. Me explicó que si alguien quiere que un lustrabotas limpie sus zapatos negros cobran 1.50 bolivianos y para limpiar otros colores cuesta 2 bolivianos.  Esto significa que en general un lustrabotas puede ganar como unos 80 bolivianos en un día MUY bueno, (siendo el salario mínimo en Bolivia de 72 bolivianos al día).
"Laura con Kelly y los lustrabotas durante el tour" 
La manera de cubrirse la cara tiene dos sentidos.  Por una parte para proteger su salud de los elementos tóxicos con los cuales trabajan como así también de los rayos solares. La otra razón por la que se cubren es por proteger su identidad ya que muchos de ellos son menores y quieren trabajar sin que la policía u otra autoridad los detenga. Incluso hay lustrabotas que tienen 8 años.  Los lustrabotas menores suelen trabajar para ayudar a sus familias, como a sus hermanos y también para pagar su educación.  Es usual que los lustrabotas de mayor edad protejan a los menores en la calle.

Me pareció muy interesante aprender que cada lustrabotas tiene una sección donde se ubican. Sin embargo Ramiro me contaba que él fue un lustrabotas ambulante, sin territorio.  También existen lustrabotas mujeres y de la tercera edad pero no san tan comunes. Lo que me pareció más interesante de todo fue aprender que los lustrabotas tienen su propio periódico que se publica cada 2 meses.  Dentro del mismo, hay artículos sobre la lucha de los derechos de los lustrabotas e historias de sus vidas. Para asegurar una historia nueva sobre la vida de los ‘lustras’, cada sábado los que quieren participar van a la editorial que publica su 
periódico y entregan su historia.

En conclusión, ha sido un placer hablar con los lustrabotas, aprender sobre sus vidas y leer su periódico. Espero que la próxima vez que ustedes pasen por la calle y se crucen con un lustrabotas, no los ignoren ni piensen que ellos son parte de otra sociedad. Hablen con ellos y descubran que detrás de ese pasamontañas existen grandes historias de lucha!

Escrito por: Laura Prieto Martínez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario